Buen rollo en tu Spotify

Es posible que ya conozcáis Spotify, la nueva revolución que está cambiando la forma de escuchar música en Interne. Quizá estéis tan enganchados como yo, que me tiro todo el día oyendo nuevos y viejos temas cuando quiero y sin encabronar a los gilipollas de las 4 siglas por uso indebido de ese patrimonio cultural universal que es  la música. Ya sabéis quiénes son.

O puede que no hayáis oído en la vida la palabra Spotify y no tengáis ni idea de lo que estoy hablando.

Spotify es, resumiendo mucho, una radio en streaming (por Internet, vaya). Para utilizarlo es necesario entrar en su página oficial y registrarse. Una vez hecho esto, os descargas en tu ordenador un reproductor de audio muy similar al Itunes de Apple (si tenéis un Ipod estaréis familiarizados con él). Es la única descarga que realizaréis.

Si estáis familiarizados con las radios de este tipo, puede que conozcáis Last.fm, Yes.fm, o la tristemente desaparecida Pandora (digo desaparecida porque ahora sólo funciona en EE.UU), cuya perfección le permitia recomendarte y descubrirte nuevos temas de acuerdo a tus gustos musicales. La mayoría de estos servicios te ponen la miel en los labios permitiéndote disfrutar de ellos de forma gratuita, pero sólo durante un tiempo determinado: al final hay que pagar una cuota mensual, cosa que por cierto me parece bastante lógica.

Spotify, y esto es lo que le ha hecho triunfar como la Coca-Cola en todo el mundo, es gratuito. Te descargas el programa de la web oficial, empiezas a buscar canciones, artistas o discos mediante el buscador, las organizas como quieras en Playlists que tú creas simplemente pinchando-arrastrando-soltando, y los reporoduces. Gratis y sin descargar los temas. ¿Cuál es el truco? El que os imagináis: la publicidad. Cada x nº de canciones (a veces es cada 3, otras cada 4, e incluso cada 5 o más) suena un anuncio de Spotify, de algún artista o disco, de un evento musical… Sin embargo, Spotify sigue triunfando y alegrando el día a millones de personas que oyen su música sin quejarse. ¿Por qué? Pues porque pese a la escasa publicidad (rezo a los Dioses de Kobol para que en el futuro no aumente), sigue siendo mucho mejor que oir la radio convencional. Cada anuncio de Spotify dura unos 20 segundos, y lo normal es que sólo suene uno. A veces cuelan dos seguidos, pero realmente da igual. Por supuesto, os estoy hablando de la versión gratuita. Existe la posibilidad de pagar 10 € al mes y adquirir la opción Spotify Premium, que te da derecho a escuchar la música sin publicidad. Premium hace posible que exista la opción Basic, lo cual también me parece lógico. Yo con la versión básica, como digo, estoy muy bien.

Si aguantar un par de minicuñas cada 5 canciones permite al usuario tener esta libertada la hora de elegir, organizar, reproducir y guardar música (sí, guardar, ya que tus playlists se quedan fijas para siempre en tu perfil) sin pagar ni un duro, ni estar buscando discos en descarga directa, ni esperar a que el megaupload y demás “descansen”, ni llenar tu disco duro de .mp3… parece lógico pensar en el éxito de Spotify. Hay quien habla de ella como el futuro de la música, de una auténtica revolución. Estoy de acuerdo, oír música nunca había sido tan sencillo y personalizable.

Ahora, no todo es bueno. Spotify no es perfecto. El principal fallo (que me saca bastante de quicio, la verdad) es el relativamente escaso repertorio musical. Algunos de los más importantes grupos y artistas musicales de la historia no están presentes en Spotify, principalmente por motivos económicos, legales o qué se yo. Sí, están Michael Jackson, Queen, Aerosmith y miles de estrellas más…pero faltan los Beatles, Gigi D’agostinno, AC/DC y muchos más que son sustituidos por versiones bastardas sacadas de recopilatorios-homenjae y de karaokes. Esto suele ser un serio problema a la hora de hacer “redondo” un Playlist.

Otra cosa mala es que precisamente por su dependencia de la publicidad temo que en el futuro aumenten el número de anuncios paa sufragar costes. El día en que Spotify se llene de publicidad habrán acabado con su magia y fracasará. Lo que hace grande a este proyecto es que a uno no le importa la publicidad, no es molesta. Sigue siendo mejor que oír las radiofórmulas convencionales. Recuerdo los tiempos en que nació la cadena de televisión Cuatro, y daban Roma, House y Cuarto Milenio sin apenas publicidad. Mirad en lo que se ha convertido ahora. Espero que no le ocurra eso a Spotify.

La tercera pega de Spotify es que para acceder al servicio gratuito (el que nos interesa) es necesario recibir una invitación, lo que ha ocurrido anteriormente con servicios como Tuenti y Gmail. A mí me envió una invitación mi antigua jefa (que fue, por cierto, la que me descubrió Spotify), pero si os digo la verdad no sé bien cómo conseguir una para enviar. Según la web, basta con inscribirse y ellos te la envían, pero, de acuerdo a sus palabras “la lista es larga”.

Siendo quisquillosos, tampoco habría estado mal incluir algunas opciones de feedback entre la comunidad de usuarios, como en otras radios setraming ya mencionadas.

Yo estoy escuchando ahora mismo un Playlist que creé hace unos días y que subí a Internet. Efectivamente, existen páginas de Spotify a las que se pueden subir tus recopilatorios para que el resto del planeta disfrute de ellos y pueda puntuarlos como merecen. Por supuesto, a medida que añadas nuevos temas, el archivo se irá actualizando automáticamente. La lista en cuestión se llama “¡Buen Rollo!”, y como podéis adivinar por el nombre es una recopilación de temas dedicados a elevar el ánimo, bailar, desfogarse tras llegar a casa después de un duro día de curro, ponerse un viernes por la tarde, etc. Hay de todo: dance, pop, rock, epic metal, power metal, bandas sonoras, techno…música de todas las épocas para meter el buen rollo en tu cuerpo y espantar tus problemas. La lista lleva en el momento en que estoy escribiendo estas líneas 132 canciones (temazos, qué narices xD), y se va ampliando continuamente. Y más grande que sería si estuviesen los artistas que os he comentado y que no existen como tal en Spotify.

Y no, esto no es publicidad sobre Spotify, por si lo estáis pensando. Es sólo un post sobre algo que me gusta, nada más 🙂

Os dejo los enlaces:

Spotify – Web oficial en castellano

Listas Spotify – Gran web donde poder intercambiar opiniones con los usuarios y subir tus propias playlists para que sean compartidas y valoradas por la comunidad Spotify.

Spotyshare – Similar a la anterior, pero en inglés.

¡Buen rollo!, mi primer playlist 😀 Disfrutadlo a mi salud!

Anuncios

2 Responses to Buen rollo en tu Spotify

  1. Rockstar dice:

    Pues aqui va un nuevo foro para intercambiarnos las listas de reproducción de Spotify, http://www.turollo.es

    Yo he puesto algunas allá.

    Saludos!!

  2. Anónimo dice:

    <<<<XCBNM, RLWTUIOÈRREEEE6P——MNBBVCXZ

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: