Duelos de sables de luz en el reino animal

septiembre 20, 2009

Hace pocos días tuve el inmenso placer de descubrir (curiosamente, en el trabajo) un blog realmente sensacional: Pixfans, una de esas webs dedicadas al mundo de los videojuegos y otros fenómenos fans-frikis que tantísimo me gustan. No es la primera de este tipo que me encuentro ni que decido seguir de cerca, pero de momento me parece la más redonda en cuanto a videojuegos por la calidad de sus artículos, comparables a la de auténticos grandes como Ion Litio o Meloncorp. En fin, no voy a hacer más la pelota al blog (por mucho que me guste xD), pero que sepáis que si os gustan los videojuegos es de obligada visita, como pudieran serlo otras como Gamesajare o Anaitgames.

Me gustaría compartir hoy con vosotros uno de los post que han colgado esta misma tarde, dedicada a dos de las cosas que más me gustan en el mundo: los animales y Star Wars. Efectivamente, hablamos de la reciente moda de trucar fotografías en las que bichejos de todo tipo y pelaje manejan con soltura sus sables láser en encarnizadas luchas, como si de auténticos Jedis  o Sith se tratasen 🙂

Tras el salto, algunas de estas simpatiquísimas imágenes.

Lee el resto de esta entrada »


Invasión: Space Invaders por el mundo

agosto 21, 2009

Todo comenzó hace un año, concretamente en junio de 2008. Me encontraba paseando por Londres con Bea, como un par de turistas más que disfrutan del esplendor y el glamour de esta fantástica ciudad pateando sus calles. Cámara al hombro y ojo avizor. Fue en uno de esos momentos de exploración callejera cuando me percaté de un extraño azulejo que sobresalía de una pared. Un curioso ser de color verde claro miraba de soslayo el resto de la calle desde su ubicación, como si aquella aparición no estuviese fuera de lugar y formara parte de la city como una muestra artística más. Lo mejor de todo es que reconocí en seguida esas formas, esos vivos colores, esa inconfundible naturaleza pixelada: aquello era uno de los míticos Space Invaders, los icónicos “marcianitos” que protagonizaron en 1978 el que probablemente sea el videojuego clásico más veterano, recordado e influyente de la historia, con permiso del señor Pac-Man. Tal fue el impacto del videojuego de Taito que el gobierno japonés tuvo que aumentar el número de monedas en circulación debido a la cantidad que se gastaba en los salones recreativos, y hoy en día es común encontrar estos graciosos invasores espaciales en todo tipo de formas asociadas al todopoderoso merchandising.

IMGP0978

IMGP0977

Pero jamás había visto algo así en plena calle, junto a un edificio. Supuse que sería obra de algún artista urbano, o que dicho lugar de Londres era importante para la historia de Space Invaders. Le hice la foto y no le di mayor importancia. Hasta que volví a realizar un pequeño viaje dos meses después a otra de las capitales más maravillosas del planeta: la siempre bella y espectacular París. La situación, prácticamente idéntica a la vivida en junio. Un paseo turístico con mi novia, callejeando por la ciudad en busca de algún monumento, tienda o punto de interés. Y entonces apareció.

130820081701

Otro más de esos enigmáticos Space Invaders, también elaborados mediante azulejos e instalados en un muro de la ciudad.  ¿Tendría relación con el que vi en Londres? A partir de ese momento presté especial interés por si veía alguno más mientras estuviese en París, tanto en aquel momento como en el futuro, algo que demostró ser de lo más eficaz cuando regresé a la capital gala en las navidades de aquel mismo año. Nada más llegar reparé de nuevo en la aparición de más de aquellos seres, inundando el paisaje urbano de la ciudad y sorprendiendo al observador lo suficientemente avispado como para reparar en estas composiciones. Aquello no podía ser una coincidencia. Se trataba de una auténtica invasión.

IMGP1039

111220082375

111220082374

101220082342

Alucinado por el descubrimiento, fui haciendo fotos a cada uno de ellos, preguntándome por qué tanto en Londres como en París hacían acto de presencia. Y lo más importante: quién lo había hecho, y por qué en esas localizaciones. ¿Se trataba de una exposición al aire libre? ¿De la obra transgresora de algún artista provocador? ¿Del derroche creativo de algún admirador del videojuego? No entendía el motivo, pero sí sé que me encantaba encontrarme con estos pequeños seres. Y no sólo eso: las representaciones de personajes de videojuego no se limitaban a los Space Invaders, sino que también adoptaban la forma de otros como los no menos inconfundibles fantasmas del mítico Pac-Man o las setas verdes del Super Mario Bros.

130820081714

130820081715

Algo se estaba moviendo, aquellos seres estaban tomando las principales ciudades de Europa, pero todavía no sabía por qué.

Pasó un año, y regresé a París en agosto de 2009 (efectivamente, hace escasos días). Y como no podía ser de otra forma, ahí estaban los Space Invaders y sus pixelados secuaces.

170820094025

IMGP1641

IMGP1718

Por todos los bits, ¿qué significaba todo esto? Aquellas representaciones eran parte de mis viajes por Europa, y aunque bien recibidas todavía no sabía el motivo de su existencia. Sólo que estaban ahí, y que por algún motivo, a ningún otro viandante le llamaba la atención su presencia en el paisaje urbano. Por suerte, finalmente hallé la respuesta. Concretamente en Album, la mejor y más completa tienda de cómics y merchandising de todo París (en pleno Boulevard St Germain, nada más salir del metro Cluny-La Sorbonne). Allí fue donde encontré, en la sección de libros y guías, la luz que me ayudó a resolver el misterio de los Space Invaders.

IMGP1692

¡Ahí estaba! La prueba que demostraba que había algo detrás de aquellos azulejos, de aquellos invasores del espacio y de su presencia en la ciudad. Me llamaron loco durante varios años cuando traté de explicar la llegada de esta invasión urbana por parte de pequeños seres llegados del espacio videojueguil, pero por fin tenía, ante mis recompensados ojos, la evidencia de que existía un proyecto de alguna clase destinado a llenar Europa de extraterrestres. Tan grande como para ser relatado en un libro, al menos.

Resulta que el responsable de estas geniales creaciones es Invader, un artista callejero parisino que se percató de la facilidad que tenían las figuras realizadas con los píxeles propios de los gráficos de baja definición (convertidos hoy en día en todo un icono cultural gracias a su potente factor nostálgico) a la hora de ser representadas mediante azulejos, debido a sus formas angulosas. Así, Invader creó su primer mosaico  a comienzos de la década de los 90, un centinela explorador de los Space Invaders que serviría para allanar el terreno a la invasión que llegaría en 1998, año en el que el artista comenzó a llenar las calles de su ciudad natal con estas obras de arte callejeras.

Pero París fue sólo el principio. La invasión pronto se extendió por todo el planeta, invadiendo el entorno urbano de 35 ciudades de todo el mundo (entre las que se encuentran Tokyo, Montpellier, Barcelona, Nueva York, Los Ángeles, Berlín, Manchester, Bangkok, Mombassa, Colonia, Melbourne, Amsterdam, Katmandú y Bilbao) y catapultando a la fama a este irreverente amante de los videojuegos de la década de los 70 y su entrañable estética añeja. Todas sus obras son resistentes al agua, y están repartidas teniendo en cuenta diferentes criterios geográficos, alternando entre zonas donde pasa mucha gente con otros rincones más escondidos. Tal es la dedicación de Invader (el cual ha organizado varias exposiciones a raíz de su idea) que los Space Invaders de la ciudad francesa de Montpellier forman un gigantesco Space Invader visto desde el cielo. ¡Incluso ha osado colocar sus creaciones en las letras del celebérrimo cartel de Hollywood!

Su página web cuenta con un completo mapamundi donde se puede realizar un recorrido por los Space Invaders que ya han invadido el planeta, además de comprar libros, mapas, camisetas y demás merchandising relacionado con sus obras.

De modo que si os encontráis de vacaciones visitando algunas de las ciudades más impresionantes del planeta y os encontráis de repente con uno de estos pequeños invasores del espacio en el lugar más insospechado de vuestra ruta, no os asustéis y aprovechad para retratarlo. La invasión es imparable, y, a día de hoy, aún continúa su lenta pero firme expansión por el planeta.

¿Desea saber más?

Web oficial de la invasión mundial

La historia de Invader, el artífice de la invasión

Galería en Flickr con fotos de la invasión parisina


7 segundos

septiembre 25, 2008

No os digo nada más.


Viviendo como un ewok

abril 28, 2008

Lo de los ewoks es un tema complicado. Mientras que suele haber unanimidad entre los fans de Star Wars en lo referente al odio hacia la patética figura de Jar Jar Binks, las posturas ante estas pequeñas y adorables bolas de pelo siempre se ha encontrado dividida. Hay fans que les odian a muerte, por considerarlos ñoños, y añadidos innecesarios para llenar las salas de cines de niños pequeños y aumentar la caja, así como por haber sustituido la idea original (irrealizable en aquella época) de enfrentar a los poderosos wookiees contra los imperiales en los bosques de la Luna de Endor. Otros aficionados, entre los que me incluyo, recordamos a los ewoks con cariño, ya que el Retorno del Jedi es la película de la trilogía original que impacta con más fuerza en el corazón de los más pequeños, por su tono heroico a la hora de narrar el espectacular y épico triunfo del bien sobre el mal. El Retorno marca tu infancia y te mete para siempre la esencia de SW en el corazón, y los ewoks estaban ahí, machacando a los malos. Vistas ahora, puede que su presencia en la cinta sea de lo más innecesario, pero yo no puedo abstraerme de mis recuerdos infantiles. Al fin y al cabo, ¿qué quedaría de la afición por Star Wars si prescindiéramos de nuestra nostalgia? Muy poco. La magia desaparecería. Finalmente, un tercer grupo simplemente los contempla con indiferencia.

Si tuviera que recurrir a los servicios de un chamán, yo elegiría al bueno de Logray

En fin, después de esta defensa personal de los ewoks y de la grandeza de El Retorno del Jedi, va siendo hora de terminar esta introducción. Vamos al meollo. El tema es que parece que un grupo de personas, activas amantes de la Naturaleza ellas, ha decidido convivir de una forma muy similar a como lo harían los ositos de peluche de aquella galaxia tan lejana. En efecto, Matt Hogan, consultor de marketing deportivo de Maryland y su bienamada esposa Erica han decidido crear un insólito complejo residencial ubicado ni más ni menos que en las copas de los árboles. La Finca Bellavista, emplazada a 1800 metros de altitud en la costa del Pacífico Sur de Costa Rica, es todo un vergel natural rodeado de ríos y playas donde las viviendas, interconectadas mediante sencillos puentes de madera a lo largo de 150 hectáreas, se funden con el paisaje promoviendo una convivencia sostenible y plausible con el paradisíaco entorno en el que se encuentra.

La Finca Bellavista se encuentra rodeada de los ríos Piedras Blancas y Bellavista, encerrándola en el corazón de una auténtica selva tropcial costarriquense.

Y no son sólo palabras. Desde que el intrépido matrimonio viajara por primera vez a esta región y quedara cautivada por su belleza, tuvo muy claro que era posible vivir en perfecta comunión con la Naturaleza, prescindiendo para ello de las habituales comodidades a las que estamos acostumbrados en la ciudad a cambio de una experiencia ecologista sin igual. Cada vivienda de Finca Bellavista es única y diferente a las demás, ya que ha sido construida teniendo en cuenta el peso y la disposición particular del árbol que le sirve de soporte. Roderick Romero, un diseñador especializado en la fabricación de casas en los árboles, es el responsable de la tribal apariencia de esta insólita urbanización. De igual modo que ocurre en Kashyyyk, el planeta natal de los wookiees, cada casa está ligada de modo indisoluble al árbol que la permite existir.

¿Y cómo se abastecerá la buena gente que decida residir en Finca Bellavista? La respuesta es tan sorprendente como primitiva: recogiendo el agua de las frecuentes lluvias que azotan la selva mediante un sistema de almacenamiento y distribución que reparte el agua recolectada desde los tejados a cada vivienda. El líquido elemento es además el responsable de que la Finca disponga de energía eléctrica, gracias a la acción de una turbina que permite sobrevivir a esta comunidad gracias a la energía hidoeléctrica.

La máquina que lo hace posible

Por supuesto, los medios de transporte están prohibidos, por lo que los residentes deberán desplazarse por un sistema de rieles, camino estrechos y plataformas que conectan todo el recinto tanto por tierra como por aire.

Submarinismo, visitas a Parques Naturales, pesca, observación ornitológica o practicar el surfing en las maravillosas playas situadas en los alrededores son sólo algunas de las actividades que Finca Bellavista ofrece a sus huéspedes. La experiencia de turismo natural definitiva.

La fundadora de Finca Bellavista, pasándoselo teta con la tirolina

Impresionante, ¿verdad? ¡Pues además disponen de conexión wifi para permanecer comunicados con el resto del planeta! Y es que cuesta mucho renunciar a Internet xD

Conexión inalámbrica desde la Luna Santuario al mundo…

Por el momento los únicos residentes en Finca Bellavista son sus dos fundadores, aunque ellos mismos aseguran que ya han vendido 28 de las 72 parcelas disponibles en esta muestra de ecologismo integral y proactivo importado de aquella galaxia tan lejana. Ver para creer…y para disfrutar una temporada, sin duda alguna.


Spiderman y su canción

junio 5, 2007

El otro día me encontré esto en el videoblog Frikitv (muy recomendable web, por cierto) y no he podido resistirme a compartirlo con vosotros.

Simplemente vedlo…y me contáis.


3 días para el Día del Orgullo Friki

mayo 22, 2007

Y lo que es más importante, para el 30 aniversario de Star Wars. Cuando llegue el día tan señalado pondré un post a la altura de las circunstancias.

Ahora, un popurrí de cosas que me han hecho mucha gracia en estos días.

Primero, una auténtica joya. Un fan-vídeo que nos enseña las peores películas de la Historia ateniéndose a las siguientes categorías:

– Peor escena de muerte
– Peor Especialista.
– Peor reacción (¡gloriosa!)
– Peor actuación en general jamás hecha (¡mi favorita! :D)
– Peor frase (a-lu-ci-nan-te)
– Peores efectos especiales

Gozadlo:

A modo de curiosidad, os diré que la película que tiene más “premios”, Shark Attack 3, es del año¡¡ 2002!! ¡No es un cutrefilm de los 80! ¡Alguien ha tenido los santos cojones de perpetrar eso hace unos escasos 5 años XD! Yo ya me la estoy bajando de Internet para ver si en español la proposición del chico se traduce literalmente… me muero de ganas de verlo.

Seguimos con un gran momento de esa pedazo de serie que es Padre de Familia. No es ofensivo hacia nada ni nadie, así que podéis verlo tranquilos. Está en versión original, pero veréis en seguida que no es ningún problema.

Y finalizo con uno de los vídeos más divertidos que he visto en mucho tiempo. Por la banda sonora, por las situaciones, porque sale Jim Carrey (Dios qué grande es), porque nunca he visto la película que homenajean y me dan ganas de verla… por muchas cosas.

El homenaje de Jim Carrey y Tom Hanks (en la segunda parte del vídeo, el que está en el centro) a Movida en el Roxbury.

Bueno va, como hace tiempo que no posteo nada y hoy es martes, el día de House, acabo con un vídeo-resumen de las mejores frases de este gran personaje.

Este es uno de esos posts con pocos vídeos que tanto gustan a uno que yo me sé XD


Ponente en la UCM

abril 25, 2007


Se hace sabeeeeeeer

Que mañana jueves día 26 de abril de 2007 voy a participar como ponente en el II Congreso de Blogs y Periodismo en la Red de la Facultad de Ciencias de la Información de la UCM.

Compartiré mesa con prestigiosos profesores y con alumnos con cosas interesantes que decir.
Pero para romper un poco la monotonía, voy a dar el cante con una friki-ponencia:

Blogs Frikis: el Homo Ludens en busca de Información

Os dejo un pequeño adelanto para que os hagáis una idea del contenido y del objetivo principal:

“Esta ponencia presentará la exposición de una selección de blogs en castellano con temática friki (es decir, centrados en determinados videojuegos, series de televisión, películas, cómics, juegos de mesa y demás), centrándome en los más prestigiosos pero también resaltando otros menos conocidos pero no por ello menos dignos de reseña.

Mi objetivo es demostrar cómo los ciudadanos, gracias a la extraordinaria plataforma de opinión que son los blogs, han sido y son capaces de informar sobre estos temas, vistos en ocasiones infantiles e incluso ridículos por ciertas personas. Para ello, comentaré brevemente el estilo, el diseño, los contenidos y la repercusión de dichos blogs. Pretendo, por tanto, poner de manifiesto el claro papel informador de estos blogs a la hora de presentar al mundo estas formas de ocio y de vida de una forma que sólo puede encontrarse en Internet, dada su ausencia en medios más populares por su estigmatizado e ignorante estereotipo infantil y marginal. Presentan, por tanto, un servicio a su público.

En estos blogs escriben los jugadores, los televidentes, los cinéfilos. Nadie como ellos puede informar mejor sobre estos temas, pues son sus temas. Son los expertos de una materia a la que no se dedica ni una mención en otros medios. Ellos son el periodismo especializado en estos temas, las referencias a los que aquel que por sus gustos y aficiones se considere friki debe acudir si quiere información. Una información que no encontrará en periódicos, ni en televisión ni radio, pero que es ofertada en formato blog.

Los blogs son la plataforma del friki, donde intercambia impresiones, critica, discute y vive su afición con total libertad lejos del dogmatismo y la intolerancia de los medios tradicionales.”

Bien, no sé cómo saldrá la cosa. En esta vida hay ocasiones en las que hay que lanzarse, así que allá voy. Ya os contaré.

Que la Fuerza me acompañe.