¡Give me five, Sly!

Hay veces en la vida en las que tienes suerte. Veces en la que llegas al trabajo, ves el correo y te das cuenta de que tu voto para elegir Kinépolis Pozuelo como el escenario en el que Sylvester Stallone acudiría a la premier de John Rambo (más conocida como Rambo 4) no fue en vano. Kinépolis Pozuelo venció, y ahora se me permitía acudir a tan señalado acto junto a un acompañante. ¿Quién iba a disfrutar más de Sylvester Stallone que Igna, seguidor de los principales héroes supermazas del celuloide? La mañana del día 28 fue una constante de actualizaciones en la página de Manga Films, pero finalmente la espera mereció la pena: estábamos en la lista. Íbamos a ver a Stallone.

Tras llegar a la parte trasera de Kinépolis a las 21:30, un comité de seguridad ya había despejado un pequeño pasillo por el que un coche con el gran Sly pasaría para que el ídolo se apeara. No había mucha gente en esa zona. En el photocall…eso era otro cantar. Los principales medios se apresuraron en elegir sitio para la sesión de fotos habitual, pero los fans decidimos apalancarnos en la calle para recibirle desde el mismo momento en que bajara del coche.

Y finalmente, apareció. Yo nunca he sido muy fan de Stallone, lo reconozco. Y no porque no me guste, sino por algo más simple. Cuando uno es pequeño a comienzos de los 90, tiene que tomar una serie de decisiones. Super Nintendo, o Mega Drive. Ryu o Ken. Hulk Hogan o el Último Guerrero. Stallone o Schwarzenegger. Yo era nintendero, fanático de Ryu, seguidor de Hulk Hogan y fan a muerte de Schwarzenneger. Por eso, mientras que para mucha gente Stallone sólo podía ser Rambo o Rocky, para mí siempre ha sido John Spartan, más conocido como Demolition Man, una película con la que aún hoy sigo disfrutando. Claro que he visto Rambo, y claro que me gusta, pero a decir verdad nunca he visto la 2 y la 3 (NUNCA las ponen por la tele, al igual que nunca ponen Terminator 1 ni las dos de Conan, pero bueno, eso es otro tema…). Pero Sylvester Stallone es Sylvester Stallone. Dios, iba a bajar de aquel coche, aparecer a un par de metros de nosotros.

Comencé a grabar con mi fiel N70 lo que se convirtió en un vídeo non-stop de casi 4 minutos. Sly salió del coche, y pronto recibió el baño de multitudes. Era mucho más bajito de lo que parece en las películas, pero no hay duda: era él. Rambo, Rocky, Demolition Man. Ahí estaba, firmando autógrafos y soportando de forma muy profesional el envite de decenas de fans que gritaban su nombre y se abrían a empujones para verle, tocarle, o simplemente llamar su atención. Cámaras de vídeo, móviles, fotos de Rambo se agolpaban en la cara de Stallone, que como digo aguantó como el buen soldado que es. Tendrá 61 años, pero sigue siendo John Rambo.

El vídeo es una locura, y marea más que El Proyecto de la Bruja de Blair visionada bajo los efectos del peyote, pero es lo que hay. Pero mereció la pena. Lo logramos. Finalmente y tras intentarlo sin descanso, el gran Sylvester Stallone nos dio la mano. Primero a Igna, luego a mí. Esa inmensa mano con la que John Rambo abre en canal el cuello de sus enemigos. La misma mano con la que Demolition Man y Juez Dredd imparten justicia en los barrios más sórdidos. La misma mano con la que Rocky Balboa reparte galletas en el ring. Fue un gran momento, ¡un momentazo, más bien!

La sala 25 (no podía ser otra) estaba a reventar. No era para menos. No todos los días tiene uno la oportunidad de asistir al regreso de un personaje tan mítico y admirado como el torturado y violento soldado John Rambo (¡Rambo, deja de matar civiles! xD). Y menos aún en compañía del auténtico Rambo, de Sly Stallone.

La marca de Sylvester

Quince minutos antes de empezar la proyección, Sylvester entró en la sala. Más vítores, más vídeos, más fotos. Caminó de punta a punta para saludar a los fans y después, inexplicablemente se fue. Hubiera sido genial que se hubiese quedado para la proyección de la película, sin duda habría disfrutado con la reacción de los fans. Pero no fue así, cosa que lamentamos bastante.

Se apagan las luces. No hay tráilers. Comienza John Rambo. Volvemos al infierno.

No voy a desvelar nada relativo al argumento de la película. Tampoco pasaría nada, pues la trama es simple a la par que entretenida. Sólo diré que la película es lo que todos los que estábamos ahí esperábamos ver. Más aún. Es una de las películas más salvajes y violentas que jamás se han proyectado en pantalla grande. Así de claro. Una auténtica sucesión de escenas crudas donde se pone de manifiesto la crueldad a la que puede llegar el ser humano con sus semejantes. Es una película cruda, muy dura, llena de sadismo. Pero es lo que queríamos. De acuerdo, Rambo 4 empieza lenta. Hay mucho diálogo y poca acción (aunque cuando se da ésta, lo disfrutamos al extremo), y no es la mejor película precisamente para ver a las 10 de la noche, pero creedme: merece la pena esperar. La tónica violenta y sangrienta de la película se dispara cuando…bueno, mejor que lo veáis. Eso sí, tan sólo si sois fans de las películas hiperviolentas y amantes de ver fluir testosterona a raudales en una conveniente mezcla de acción, sangre, disparos y brutalidad. Si sois tíos, en definitiva. Rambo no decepciona en esta cuarta parte: enardece a la sala. No mata: descuartiza. Es simplemente BRUTAL. La sala no paraba de aplaudir, de reír (es muy cafre), de vibrar al ver que su querido John Rambo no se ha jubilado, sino que ha vuelto como nunca. Es el Rambo de siempre, la acción pura de toda la vida, pero más animal que nunca. Eso sí, la película es cortita, aunque a mí no me importó lo más mínimo. Ni lo noté. Sólo disfrutaba del recital de vísceras que se proyectaba ante mis ojos.

A medida que escribo esto, no puedo evitar mirar mi mano derecha y pensar que hace menos de cuatro horas el gran Sylvester Stallone la estrechó contra la suya. ¡Dios mío, no siento las piernas!

 ————————————————————————————————————————

Editado a las 20:42 del miércoles 30 de enero de 2008: incluyo un vídeo de mejor calidad cortesía de Terabyte 3000, quien también  tuvo la suerte de estar en la premiere. ¡Gracias por tu permiso!

 

 

 

Anuncios

8 Responses to ¡Give me five, Sly!

  1. Daniel dice:

    ¡Dios tío! Que envidia me das. Vendería mi alma al maligno por haber estado en tu lugar.

    Que ganas de verla en el cine, seguro que son de esas películas donde se aplaude al final.

    ¡Cómo te queremos Rambo!

  2. Spider dice:

    Todo un honor, tío. Para este tipo de cosas merece la pena ser un friki. Un acontecimiento de este tipo nos llega de diferente manera. Tú lo sabes bien, como todos los que pudisteis estar en ese infierno sin charlys

    Rambo, Rambo, Rambo, mucho más RAMBO que nunca!

  3. Igna dice:

    Tío, yo todavía no me he lavado la mano.. Ha sido una experiencia religiosa, jajaja. Gracias por invitarme. El siguiente en estrechar nuestras manos tiene que ser Chuache.

    Un abrazo

  4. Terabyte3000 dice:

    Hola,

    Me ha gustado leer el relato de la premiere de Rambo 4. He revivido aquellos maravillosos minutos 😀

    Yo grabé con cámara de video minidv, por lo que tengo imágenes con muy buena calidad; lo tengo subido a Youtube, y si quieres puedes incluirlo en el blog.

    Esta es la url: http://es.youtube.com/watch?v=XhEPIF-eatA

  5. Candykisser dice:

    Me apunto a Chuache!! Te has lavado la mano? XD

  6. hoyu dice:

    Qué pasada! John Rambo!!

    Javi, no se como te lo montas, pero siempre acabas en actos así, jaja.

    A ver si voy a verla al cine.

    wiiiiiiii!

  7. Rafa dice:

    HOLA,ME GUSTARIA PONERME EN CONTACTO CON EL CHAVAL QUE COLGO ESTE VIDEO:

    http://es.youtube.com/watch?v=XhEPIF-eatA

    EN EL SALGO YO,AL PRINCIPIO Y DESPUES SE CORTA Y PASA CON OTRO PLANO,DARIA LO QUE FUERA POR CONTACTAR CON EL CHAVAL QUE TIENE ESTE VIDEO EN SU FORMATO ORIGINAL O SI LO HA PASADO YA A DVD,LE PAGARE LOS GASTOS DE ENVIO POR SUPUESTO PARA NO ACARREARLE MOLESTIAS .
    POR FAVOR COMPAÑERO PONTE EN CONTACTO CONMIGO EN MI EMAIL: vandamaniaco@hotmail.com LO ANTES POSIBLE Y HABLAMOS,SALUDOS!!!!!!!!!

  8. chema dice:

    No imaginas la envidia que me das. ojala vuelva y pueda yo vivir lo que tu has vivido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: