Fauna de Autobús, vol 6

Muy buenas gente! Como anda bastante liado subiendo fotos al Flickr y vídeos al youtube de la Celebration Europe (una auténtica maravilla), amén de las crónicas que estoy preparando para Star Wars Madrid y de que en pocos días me voy de viaje otra vez, os dejo un nuevo volumen de Fauna de Autobús para no dejar esto empantanado. ¡Nos vemos!

Fauna de Autobús: las Grupis de Autobús

Grupis de Autobús: dícese de la especie insinuante, descarada y voraz, que hace gala de sus encantos (delanteros y/o traseros) para lograr sus propósitos.

Al igual que las Ancianas de Compañía, las Grupis de Autobús se ubican en los primeros asientos del autobús. Esta elección, lejos de ser casual, es vital para conseguir su principal objetivo en la vida: seducir al conductor.

Efectivamente, las mujeres dominan los primeros puestos, con objetivos distintos, pero siempre para camelar al conductor. De hecho, todo parece apuntar a que las Ancianas de Compañía fueron en su juventud Grupis de Autobús.

Volviendo a la especie que nos ocupa, esta especie adolescente y calentorra consigue llenar de frustración al sector masculino del autobús. Me explico. Las lascivas Grupis de Autobús, al igual que las clásicas Grupis de los conciertos, no dudan utilizar su lujuria como medio para conseguir sus fines. En el caso de las clásicas grupis, estar “muy cerca” de los cantantes. En el de las Grupis de Autobús, el objetivo es conseguir un trato especial por parte del conductor de autobús.

Sin embargo, y a diferencia de las Grupis de toda la vida, las Grupis de Autobús no llegan al extremo de ofrecer su cuerpo. Su táctica consiste en seducir, en montar una película en la cabeza (las dos) del solitario y aburrido conductor. En definitiva, en calentarle los cascos. Son las Sirenas de los autobuses.

Algunos diréis que no sabéis nada de esto, pero yo os digo que sí. ¿Acaso nunca habéis visto la típica superjenny rubia y con minifalda hablando con el conductor como si tal cosa? ¿Qué pinta una cría de esa edad hablando en primera fila con un hombre de 40 años como si fuera su colega de toda la vida, en vez de reunirse en la parte trasera con el resto de Goñis? ¿Nunca os lo habéis preguntado? Pues yo sí, y os lo voy a explicar.

A cambio de la conversación y el colegueo con el conductor, éste otorga a las Grupis de Autobús privilegios especiales de los que nos vemos privados los viajeros varones. ¿Cuántas veces habéis visto cómo, una vez que el autobús está arrancando (momento en el que, de la forma más vil y mezquina del Universo, NUNCA, NUNCA, dejan subir a nadie), el conductor abre la puerta para dejar subir a esa belleza que tanta compañía le da? ¡¡Saliendo del exterior de Moncloa a la 1 y 5 de la mañana, han llegado a parar a Grupis casi en el Arco, camino del bus-vao!!
¿Cuántas veces, hombres del mundo, os han hecho el favor de abriros la puerta en ese momento estúpido en el que acaba de empezar a moverse el autobús? Os dejan tirados, por supuesto. Pero a las Grupis no.

Sé lo que pensáis: “pero si las Grupis no les dan temita, ¿entonces por qué ese favoritismo?” Pues porque los conductores de autobús (la inmensa mayoría) son tíos. Y los tíos somos así. Una chica guapa y buscona nos da conversación con voz acaramelada y nos montamos una película porno en la cabeza. La mente de un conductor de autobús funciona así: “si le abro la puerta ahora, seré más colega suyo, y con un poco de suerte me comerá toda la ****a).

Sí, es así, no tiene más. Los tíos somos así. Y el conductor de autobús, patéticamente, se deja manipular por estas sirenas buscando una felación que en la mayoría de los casos nunca llegará.

Un ejemplo perfecto de la discriminación negativa que hace que nosotros paguemos 6 euros para entrar en una discoteca y ellas entren gratis. La que hace que en la oficina ellas puedan vestir como quieran y nosotros debamos encorsetarnos en un traje con corbata. Y la que hace que nosotros nos quedemos tirados en la cuneta y a ellas les abran la puerta del atobús. Sencillamente, porque el portero de discoteca, el jefe de la empresa y el conductor de autobús desean lo mismo en ese momento: que como agradecimiento les coman la ****a.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: