El Monstruo Espaguetti Volador

El Monstruo Espagueti Volador existe. Tiene dos ojos, dos albóndigas y “Apéndices Tallarinescos” con los que controla el destino de todos los seres humanos. Aunque nunca lo hayáis visto, es real. ¿Y sabéis por qué? Porque nadie puede negar absoluta y rotundamente su inexistencia.

Bajo esta premisa se creó la idea del Monstruo Spaguetti Volador, todo un icono para el mundillo friki-internetero. Y, ante todo, una feroz y divertida crítica hacia la religión en general y las teorías creacionistas en particular.

Creacionismo, evolucionismo…¿pastafarismo?

Todo comenzó en el año 2004. En dicho año, el Consejo de Educación del Estado de Kansas ordenó a los colegios estatales impartir la misma cantidad de horas lectivas tanto a la teoría del diseño inteligente como a la teoría de la evolución en las clases de biología.

La teoría del diseño inteligente es, por decirlo así, una versión actualizada del creacionismo (según la cual un sólo Ser creó todo el Universo), en la que se basan las religiones monoteístas. Dado el fracaso de las tesis creacionistas más conservadoras (es decir, las que creen literalmente en la Biblia) en el ámbito académico, la teoría del diseño inteligente intenta triunfar donde la otra se mostró poco creíble.

Bobby Henderson, futuro profeta de su propia religión, completamente indignado ante la mera idea de otorgar al diseño inteligente (una teoría basada únicamente en la fe y sin nigún sostén científico) la misma importancia que el evolucionismo (una teoría científicamente observable y estudiable), decidió escribir en junio de 2005 una demoledora carta abierta de protesta a dicho Consejo.

El escrito, tremendamente satírico, reclamaba para el pastafarismo (una religión paródica inventada por él) el mismo trato igualitario que “las conjeturas lógicas basadas en abrumadores hechos observables” (es decir, el evolucionismo) y que el diseño inteligente.
Esta divertida oda al sarcasmo recibió tres respuestas por parte de simpatizantes del Consejo de Educación del Estado de Kansas. Podéis leerlas aquí.

El Dios del pastafarismo: el Monstruo Espaguetti Volador

Durante los dos meses siguientes, la página web de Henderson (www.venganza.org ,donde colgó su carta, las respuestas y las tesis y mandamientos de su ficticia religión) se llenó de visitas de curiosos, interesados y simpatizantes de su religión paródica, convirtiéndose por derecho en la Iglesia del Monstruo Espaguetti Volador (Church of the Flyng Spaghetti Monster).

El Monstruo Spaguetti Volador (o FSM, para abreviar) es el Dios del pastafarismo. Como ya he dicho, está formado por dos ojos, dos albóndigas y unos “apéndices tallarinescas”. Las “creencias” que sustentan su existencia, desarrolladas en la web de Henderson, constituyen una hilarante parodia de las tesis que los partidarios del diseño inteligente acostumbran a utilizar para denfender sus teorías.

Así, los pilares básicos del pastafarismo son los siguientes:

  • El Universo entero fue creado por un invisible e indetectable Monstruo de Espaguetti Volador. Todas las evidencias que “erróneamente” apoyan la evolución han sido intencionadamente plantadas por este ser.

La imagen mediante la que el pastafarismo representa el Génesis: el Monstruo Espaguetti Volador, unos árboles, una montaña con tres picos y un enano. (¿?XD)

  • El Monstruo guía invisiblemente la conducta de todos los seres humanos (tanto si son creyentes pastafaris como si no) por medio de sus “Apéndices Tallarinescos”.
  • El calentamiento global, los terremotos, los huracanes y el resto de desastres naturales son consecuencia directa de la disminución directa de piratas experimentada a partir del año 1800. Este dato surrealista sirve para atacar la falacia lógica utilizada por los creacionistas, según la cual la correlación implica la causa. Esta burla se acentúa aún más en un gráfico publicado en la web de Henderson, donde muestra la relación directa entre el descenso de piratas y el cambio climático.
  • Bobby Henderson es el profeta de esta Primera Iglesia Unida del Monstruo de Espaguetti Volador (First United Church of the Flyng Spaghetti Monster).
  • El símbolo principal del pastafarismo es una cruz. En lugar de presentar a Jesús crucificado, incluye un tenedor para comer espaguettis.


Además de sus fundamentos básicos, el pastafarismo tiene, como cualquier otra religión, una serie de normas de conductas que todo buen pastafari debe cumplir:

  • Las oraciones al Monstruo Spaguetti Volador deben terminar siempre con la palabra “RAMÉN”. El Ramen es, como seguramente sabrán los fans de Naruto, la forma de llamar en japonés a los conocidos “fideos chinos” (realmente significa espaguetti). Los podéis encontrar en tiendecillas perdidas de productos japoneses en las callejuelas de Madrid, al precio de 0, 45 euros por sobre. Son sencillísimos de hacer, están la mar de buenos y te salvan el típico día que no sabes qué hacer para comer y estás harto de bocadillos.

    Un humeante y delicioso plato de ramen

  • El creyente pastafari debe ir vestido de pirata XD

  • Los pastafaris deben tener una moral laxa, como los espaguettis a los que adoran.

Aísmismo, Henderson argumentó los siguientes motivos para convertirse al pastafarismo:

  • Todos los viernes son fiestas de guardar.
  • La escatología (recompensa tras la muerte) del pastafarismo promete una fábrica de strippers y un volcán de cerveza en el cielo.

Una invención completamente real

El Monstruo de Spaguetti Volador es más que una fantasía. Es un símbolo de la ironía y la crítica más mordaz hacia aquellos defienden fanáticamente la validez indiscutible de las teorías basadas en dogmas de fe como hechos válidos, al tiempo que tachan de absurdas las teorías basadas en la experimentación científica.

Una genial y divertida crítica al fundamentalismo religioso, en definitiva.

Una de las imágenes más carismáticas del entrañable Monstruo Espaguetti Volador.
Quiero este poster ya

No es, por tanto, un ataque a la religión per se. Tal y como afirma el Profeta (que sepáis que yo me he convertido al pastafarismo),

“No tengo problemas con la religión. Lo que me molesta es que nos quieran vender la religión como una ciencia. Me parece bien que se enseñe el creacionismo en las escuelas, pero no como parte de la materia de Ciencias Naturales. La Ciencia es el estudio de fenómenos naturales y observables”.

Uno de los golpes de efecto más brillantes del pastafarismo como broma al fanatismo religioso es, aparte de su estrafalario y simpático aspecto, la serie de razonamientos por los que resulta imposible negar la existencia del Monstruo. O, dicho de otra forma, nadie puede afirmar su inexistencia. Resulta obvia la alusión a la habitual justificación de las religiones para demostrar la existencia de los dioses a los que adoran.

¿Quién puede demostrar que un enorme plato de espaguettis con ojos controla nuestros destinos con sus apéndices tallarinescos? ¿Y que un Ser superior vigila nuestras vidas ateniéndose a un plan divino? Nadie, en ambos casos. He ahí la genialidad del pastafarismo, el motivo de su existencia.

El siguiente ejemplo ilustra perfectamente lo que quiero decir. Parece ser que en septiembre de 2005 un visitante de la web pastafari se ofreció a pagar 250.000 dólares a aquel que pudiera demostrar empíricamente la teoría de la evolución. El Profeta, en su genialidad, respondió que los pastafaris darían un millón de dólares a aquel que pudiera demostrar empíricamente que Jesús no es el único hijo del Monstruo Espagueti Volador.

El pastafarismo, si bien pudiera parecer una simple gracia entre amigos, ha convencido a ateos, agnósticos y escépticos de medio mundo con su irreverente y desmadrado mensaje.

Brian D. Rabern, profesor del Departamento de Filosofía de la Universidad de California en Santa Bárbara, expuso una serie de argumentos ontológicos y cosmológicos por los que el Monstruo Espaguetti Volador existe.

El argumento ontológico es el siguiente:

  • Premisa 1: el Monstruo de Espaguetti Volador es un ser que tiene toda perfección.
  • Premisa 2: la existencia es una perfección.
  • Premisa 3: por lo tanto, el Monstruo de Espaguetti Volador existe.

Es por tanto, otro ejemplo de la falacia lógica esgrimida por los creacionistas y que tanto critica el pastafarismo. Concretamente, este argumento es una copia deliberada y maliciosa del argumento ontológico de San Anselmo de Canterbury, sustituyendo Dios por el FSM.

El argumento cosmológico de la existencia del Monstruo Espaguetti Volador sería en siguiente:

  • Premisa 1: la existencia de todo lo que comienza a existir tiene una causa.
  • Premisa 2: el universo comenzó a existir.
  • Premisa 3: por lo tanto, la existencia del universo tiene una causa.
  • Premisa 4: como no hay una epxlicación científica que pueda elucidar el origen del universo, esta causa debe ser sobrenatural. Es decir, el universo fue creado por un Dios
  • Conclusión 1: por lo tanto, un Dios existe.
  • Premisa 5: los dioses siempre han creado a los humanos a su propia imagen y semejanza.
  • Premisa 6: el cerebro de los humanos parece una fuente de espaguettis.
  • Conclusión 2: por lo tanto, el Monstruo de Espaguetti Volador es el único Dios verdadero.

Vale, ésta está más cogida por los pelos, pero hay que reconocer que es divertida 😀 En concreto, está basada en el estilo del kalam, la argumentación teológica natural del Islam.

Como curiosidad, recientemente George W. Bush afirmó ser partidario de la enseñanza de teorías no evolucionistas en las escuelas, por lo que Henderson dedujo humorísticamente en su web que el Presidente de los EEUU era pastafari. Hasta hoy, no ha habido respuesta :D.

Un icono

Igual que otras ideas divertidas creadas en Internet, el Monstruo Espaguetti Volador se ha convertido en un todo un fenómeno de masas, llenando blogs con dibujos y comentarios que se adhieren a la doctrina inconformista del pastafarismo.

Y, como buen movimiento pseudoreligioso, el pastafarismo, y más concretamente el FSM, tiene su propio merchandising. ¿Acaso el resto de religiones no sacan beneficios vendiendo sus propios objetos de culto? El pastafarismo no iba a ser menos. Cualquier adorador del espaguetti puede comprar una camiseta o un poster del Monstruo Espaguetti Volador, como si de David Bisbal se
tratara. Pero Bisbal no tiene apéndices tallarinescos.

En la web de la Iglesia del FSM podéis encontrar camisetas, unos wallpapers cojonudos (atentos a éste de La Última Cena) e incluso flyers para convertir a vuestros amigos a la causa pastafari.

Colgantes con los emblemas del pastafarismo: el FSM y una raspa de pez pirata.
También hay pegatinas
QUIIIEEEEEROOOOOO UNAAAAAAAAAAAAAAAAAA

Hasta tarjetas de felicitación teneis.Hay incluso quienes crean sus propios disfraces para adorar como es debido al Monstruo.

La Elegida

Si os interesa saber cómo lo fabricó, haced click aquí.

Aquí termina esta reseña del pastafarismo y del Monstruo Espaguetti Volador, un Ser por el que siempre he sentido bastante simpatía.A los que desconocíais que vuestras vidas están siendo guiadas por este entrañable amasijo de pasta, ya sabéis lo que debéis hacer.

Vestid pantalones piratas (no es lo mismo, pero Él lo comprenderá)

No vayáis a clase los viernes.

Y cuando comáis espaguettis o fideos, recordad que ese es su Cuerpo, que fue entregado a todos vosotros para el perdón de los pecados.

RAMEN

Anuncios

6 Responses to El Monstruo Espaguetti Volador

  1. Anonymous dice:

    QUIERO MOSTAZAAAAAAAAA

    VAYA POST MAS FRIKI

    MARI ÁNGELES

    DB

  2. labquimica dice:

    Excelente informe… me copié un párrafo… pero hice referencia a esta entrada 😉

  3. El creador dice:

    Esto no es mas que una herejía.

  4. FGernando dice:

    ¡¡¡Al fin!!!
    ¡¡¡He visto la luz!!!
    Pero no tengo dinero para pagar la factura.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: