Me quemo con menos de factor 40

Que lo sepáis. No hay verano en el que no me queme los hombros, debe ser una especie de talón de Aquiles a lo bestia. Dejando de lado la fragilidad de mi piel, deciros que en la playita muy bien. Hice varios descubrimientos en esta vacaciones.
Uno, que el Huracán Cóndor de Port Aventura es una auténtica calamidad, y que no puede ser sano pasarlo tan mal subido a una atracción. A esos niños de 8 años que montan les debe estallar la tapa de los sesos al llegar a casa, porque si no no me lo explico.

Los demás descubrimientos los encontré dentro de un British Supermarket (ya que Salou, como todos sabemos, fue entregada a las hordas turistas de hooligans hace ya unos cuantos veranos). Ya os habláre un poco más de las maravillas que compré ahí dentro.

Y ya está, era por actualizar un poco, que desde que me puse a jugar al Sacrifice, una auténtica joya del videojuego que data del año 2000 (parece que fue ayer, y han pasado 6 años!!!) estoy enganchadísimo.

Me piro, hasta luego.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: