2 motivos para ver 4

Los que me conocéis sabéis que fui el más férreo enemigo de Cuatro (ese nuevo feudo que el progresismo de Polanco ha instaurado en nuestra ya de por sí digamos… liberal televisión) desde su nacimiento. La Noche Hache (o cómo demostrar que las cómicas no tienen gracia), entrevistas a traición de Gabilondo, series españolas de la peor calaña y reality shows que rozan el absurdo (¿Gran Hermano+OT de cocineros?)… Telecinco parecía una televisión de calidad al lado de Cuatro.

No obstante, 2 son los productos que han hecho que olvide mis prejuicios y me siente ante el televisor a ver Cuatro. Dos programas de una calidad incuestionable, y, a mi entender, dos de las mejores producciones que he visto en mucho tiempo. Las grandes apuestas de una televisión que, sin pretenderlo, ha redondeado mi semana con dos grandes espacios. Estos son:

Cuarto Milenio:

Una más que agradable sorpresa. En cuanto se empezó a fraguar Cuatro, ya me avisaron de que Iker Jiménez iba a hacer un “Milenio 3 para televisión”, lo cual me hizo mucha ilusión. Iker Jiménez es el maestro del misterio, un profesional como la copa de un pino al que admiro y reverencio más que a ningún otro profesional de la comunicación. Un tío magnético y franco, que te atrapa y te engancha sin remedio, ya sea mediante las ondas (millones de oyentes de Milenio 3 lo saben desde hace años) o por televisión, como está demostrando. Es mi ídolo, vamos. Iker ha sido mi gran salvador de los domingos: desde la muerte de Los Hombres de Paco (aviso, al final el fénix resurge), los domingos se me habían quedado cojos. Hasta que vino Superiker a tomar el relevo.

Su nave del misterio, como a él le gusta llamarla, recorre cada domingo los temas más apasionantes del mundo del misterio, tan fascinante y a la vez tan ignorado en la sociedad española: el fenómeno OVNI, espectros, lugares malditos de la geografía española, criptozoología (tema que a mí personalmente me apasiona), misterios faraónicos, misterios de la Iglesia y de Jesús de Nazaret, alquimia, los zombies de Haití, Romasanta….todo lo que hace que las madrugadas del fin de semana millones de radioaficionados disfruten aterrados con el auricular pegado a la oreja y la manta bien pegada al cuello. Todo lo que desconoce el ser humano, los que se escapa a la razón y a la ciencia. Todo ello aderezado con documentos gráficos, rutas turísticas al lugar de los hechos, y esa manera que tiene el gran Iker de hacer que el aborto de la gallina resulte terriblemente interesante. Iker impregna a tan controvertidos ( y en ocasiones ridiculizados por muchos) temas desde la seriedad, el escepticismo, y el más absoluto respeto. Nada de sensacionalismo fácil. En fin, los oyentes de Milenio 3 sabrán de lo que hablo.

El esquema es similar al de Milenio 3. En cada programa recibe a varios invitados: escritores, profesores, editores, e incluso exorcistas, todo aquel que tenga algo que ver con el mundo del misterio. También está presente en Cuarto Milenio Carmen Porter, compañera inseparable de Iker durante todas sus excursiones al epicentro del misterio. Además de esposa, cosa que no todo el mundo sabe. Y es, que dada a profesionalidad de la que amobs hacen gala, nadie podría adivinarlo a simple vista. Porter comenta todo tipo de documentos enviados por los televidentes: fotografías espectrales, documentos antiguos e incluso psicofonías. Documentos todos analizados por especialistas informáticos que, en más de una ocasión, ya han desenmascarado a algún payaso que ha trucado alguna foto.

– Lo malo: Por culpa de la puta chacha de Aída, Cuarto Milenio empieza a las 22:40, en ocasiones má tarde, ya que la masa aborregada que es el televidente se encargaría de echarlo de la parrilla si se pusiera a competir con la soez criada. Esto conlleva que llegan las 00:00 h y el programa aún no ha acabado, y piensas que mañana te tienes que levantar a las 6 y media (sí, soy un pringao).

Roma:

La mejor serie que he visto en mucho, mucho tiempo. Una fastuosa superproducción que no se ve, se disfruta escena a escena.. Narra la historia de la más famosa civilización de la antigüedad ( es lo que dicen siempre todos lo productores, pero no nos engañemos: la civilización más famosa es la romana) desde el momento en que Julio César decide abandonar a su colega (y hasta entonces compañero en el gobierno de Roma) Pompeyo el Grande. La guerra entre ambos comienza. Una guerra que decidirá el futuro de Roma: república o Imperio. Un rudo legionario y su centurión al mando se verán inmersos en tan turbulenta etapa.

Roma es una obra maestra, punto por punto. Los títulos de crédito son, como poco sorprendentes. Las pintadas que inundan los muros de la ciudad cobran vida ante nuestros ojos, al son de una banda sonora preciosa y reconocible al segundo capítulo que ves. La ambientación es espectacular: escenarios, bullicio, vestuarios… te parece estar viendo todo tal y como debió ser, más o menos. Y es que Roma no se anda con chiquitas. Uno de sus puntos fuerte es su realismo. Violencia, traiciones y sexo, mucho sexo, son sus signos de distinción. El lado más oscuro de Roma se nos muestra en toda su crudeza: orgías, prostíbulos, sangrientos sacrificios rituales, incestos, y prácticas que hoy nos pueden parecer bárbaras alegran cada capítulo.
Aspectos polémicos pero claramente existentes en la época también hacen aparición, como una muy descarnada homosexualidad, las continuas traiciones familiares de la familia Julia y el trato entre señores y esclavos (muy presente a lo largo de toda la serie) son solo algunos ejemplos.

Los personajes tienen un carisma enorme, sobre todo gracias a una interpretaciones magníficas. Tito Pullo, el legionario putero pero de buen corazón, es buenísimo. Y Lucio Voreno, el auténtico protagonista de la serie, es el prototipo de soldado perfecto y de líder carismático. Estos dos personajes aluden a otro aspecto de Roma: la dualidad entre el bien y el mal. Tito Pullo se presenta como un impresentable y un animal, pero poco a poco ha ido cambiando para convertirse en una buena persona capaz de enamorarse. Voreno, por su parte, comenzó demostrando un gran amor por su esposa, pero ha ido convirtiéndose en alguien amargado, confundido y brusco que ha traicionado sus ideales políticos vendiéndose a Julio César, el hombre que ha destruido su venerada República.
Julio César lo borda. No sé si realmente fue así, pero es una interpretación magnífica.

Y qué decir del general Marco Antonio, presentado como un granuja libidinoso, sobrebio y cruel.
Podría poner mil ejemplos, como el de la pérfida Atia, sobrina de César y villana de la serie. O el del joven Octavio, el afeminado pero gran estratega hijo de Atia. Pero no acabaría nunca.

Roma es una serie que apasionará a los interesados en la historia de Roma. O sencillamente a los que saben reconocer una serie épica y de calidad, tan escasas y necesitadas en los tiempos de chabacanismo en los que vivimos. Y qué demonios, hasta el momento en el que se estrenó, la semana se me había quedado coja. Los martes nunca han dado nada decente. Que si Los Serrano (que tenía su gracia, no digo que no, pero ya huele), que si A Tortas con al Vida (qué decir).
Por fin un buen puente entre Horatio Cane y Juan Cuesta.

– Lo malo: Parece ser que termina mañana, o sea, este martes…vamos, que si nunca habéis visto la serie, todo lo que he escrito no sirve de mucho. De todas formas, me extraña muchísimo que realmente termine definitivamente. Es imposible que este marte ya maten a César, o que Marco Anotonio se líe con Cleopatra (por cierto, la Cleopatra más ninfómana, yonqui y extraña que se haya visto nunca). Esto me lleva a pensar que lo que termina es la primera temporada. Ya se sabe que cuando las televisiones dicen que viene “el desenlace” no significa realmente que termine la serie, sino el lote de episodios que la televisión de turno ha comprado. No olvidéis la púa que nos clavó Antena 3 con “los 4400”, que vendieron como desenlace lo que realmente era el segundo episodio piloto de la serie. Claro, con razón todo el mundo (yo el primeo), pensó que el final era una basura…como que no era el final, simplemente el segundo episodio (en EEUU la serie ya lleva varias temporadas)
Me da a mi que con Roma sucederá algo parecido. Veremos.

Para terminar con este post televisivo, una observación que hice ayer viendo los créditos de Mis Adorables Vecinos (el resto del capítulo me hizo cambiar de canal): Miguel Ángel Muñoz (alias Mamón) y Carlos Baute, fichados por la serie. Triste, muy triste. Sobre todo Carlos Baute. Estos dos a Gran Hermano VIP o a la X de los Famosos, pero ya. Lo que hace no tener dinero.

Y eso es todo por hoy.

Menudo tocho me ha salido. Si es que cuando me pongo, me pongo.

Anuncios

3 Responses to 2 motivos para ver 4

  1. Anonymous dice:

    me he informado y van a reponer HUMOR AMARILLO si si,nuestras plegarias oídas han sido.

    a las 14:30 a partir del dia 28 del presente mes.

    DANIEL BAILER

    CHINO CUDEIRO

    PD aHÓRA PODEMOS IR A POR LOS CABALLEROS DEL ZODIACO BOLA DE DRAGON E INCLUSO OLIVER & BENJI

  2. Javato dice:

    ¡¡DANIEL BAILER!!

  3. Anonymous dice:

    Estoy contigo, Iker es el gran mago de la comunicación y de la transmisión de sensaciones en la televisión y radio actual!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: