Microfilms Reloaded

Hola a todos. Cómo me lo pasé haciendo los Momentos Entrañables Bérriz, ya tengo ganas de que sea jueves para hacer el siguiente. Hace no mucho (no sé ahora qué día), volví a la Biblioteca Nacional, a resolver el asunto de los microfilms. Como sabréis eso de “Biblioteca Nacional” es una tapadera, realmente es un búnker lleno de información clasificada, donde guardan al marciano de Roswell. Porque si no ya me diréis por qué te registran a cada paso que des, en cada sala que entras y te requisan elementos tan peligrosos como una carpeta o unos folios. Después de meter prácticamente todo en las taquillas (me metí el boli en el bolsillo, a ver si se pensaban que era un bic explosivo), pasé sus controles de calidad y pude entrar a la sala de microfilms, donde imprimí 10 portadas de la Vanguardia. Tenía que haber imprimido 11, porque ya hice 10 el otro día y en el trabajo piden 21, pero no pude. No pude porque son tan mafiosos y tan ruines que para fotocopiar hay que comprar “tarjetas de fotocopia”. Según el número de fotocopias, más alto el precio. Las hay de 5, de 10 y de 20. No son los listos los cabrones. Yo pensé que no había nada más ridículo que los futbolines del Heron City, que funcionan con tarjeta (es cierto), pero esto me tocó las narices. Tienes que ir a una máquina y comprarla, si no tienes el dinero justo, tienes que irte abajo del todo otra vez e ir a reprografía (atravesando el control de calidad, en el que policías y vigilantes te miran por si has robado algo) y pagar. Hice lo que cualquiera de vosotros habría hecho, preguntar si se podía comprar sólo 1 fotocopia. La respuesta fue no. Además, me llevé el dinero justo para la tarjeta de 10 (como la de 20 vale casi 4 euros, pues claro, no tenía más suelto). Por suerte, se me ocurrió que podía comprar un ejemplar de la Vanguardia de este año, y así ya tengo los 21. La Biblioteca no pudo conmigo.
Antes de eso había quedado en Colón con un completo desconocido para realizar una transacción de Ebay. Después de esquivarnos continuamente (estuve huyendo de él, porque no sabía que era él, y me miraba como fijamente y con una sonrisa), todo salío bien y sin ningún problema. ¡Ya soy ebayer!
Hablando de Ebay, ya sé quién eres, posteador anónimo. Lo supe desde el principio, pero la única foto digital que tengo tuya es de las fiestas, y es bastante cómica. Mejor espero a escanear alguna más decente y la pongo.
Bueno, a cuidarse.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: